IX Foro de la Democracia Latinoamericana

Discurso del Dr. Eduardo Duhalde en el IX Foro de la Democracia Latinoamericana

 

Presidente del Movimiento Productivo Argentino, Eduardo Duhalde: Estoy medio mareado, soy hombre del llano, y si bien la altura no es mucha acá, me hace sentir mal, como mareado.

Quiero primero agradecer al INE esta invitación para tan importante evento, y saludar con mucho cariño a mis hermanos latinoamericanos, con mucho cariño, reitero, a mis hermanos latinoamericanos y a los amigos que han venido de otras partes del mundo.

Yo preparé, creyendo que el sistema era como ayer, para hablar media hora, me dan la buena noticia de que tengo que hablar menos, y por lo tanto elegir temas, pero además de elegir temas, mezclar un poco las cosas que aquí se han dicho.

En realidad, voy a hablar de los jóvenes, se ha dicho como que poco les interesa la política. No estoy de acuerdo para nada, para nada, qué sabemos si a los jóvenes les interesa o no les interesa, y estoy hablando de Latinoamérica, cómo sabemos que no les interesa si no los dejamos participar, ¿cómo, Duhalde?, ¿te volviste loco?, ¿cómo que no los dejamos participar? No, no los dejamos participar.

¿Ustedes creen que un joven de 17, 18 años va a ir a un partido político con una fotito para pedir ficha para afiliarse? No, eso no es. Queremos nosotros que los jóvenes participen con el formato de los viejos, ese es el formato de los viejos.

Yo siempre digo en mi país que los partidos políticos son partidos viejos, de viejos y para viejos, si no les permitimos, como en Europa sucede en muchos países, participar plenamente. En mi país también decían lo mismo: “a los jóvenes no les interesa participar”, e hicimos una experiencia, en tres o cuatro —decirme la hora—les pedimos a profesores de educación cívica que por seis meses les digan a los chicos que participen en política, chicos que no tenían interés, que no hablaban de política; la sorpresa fue mayúscula, con su método que es el teléfono, empezaron a hablar de política, a discutir política. Los profesores dijeron: “ya no queremos leer más”, el entusiasmo de los jóvenes era impresionante.

Entonces, la primera interrogante es: ¿por qué decimos que no les interesa? No les interesa participar de formatos viejos porque no son viejos. Acá hay jóvenes que hacen, así como asintiendo. Son formatos viejos, y hablamos de la era digital, y quiénes son los de la era digital, ¿nosotros? No somos de la era digital, quizás habla algún mutante acá y va a explicar lo que un gran italiano llamaba mutante, lo voy a decir después.

Ahora, decirles que acá somos todos o la enorme mayoría, estamos en el mundo de hace 22 mil a 30 mil años, somos los sapiens, los hombres sabios.

Ahora, ¿para siempre?, ¿no vendrán distintos?, ¿no habrá un proceso de evolución nueva? Claro que sí, claro que sí, no entendemos a los chicos, a tu nieto no entendemos, a los nietitos no les entendemos.

Cuando queremos manejar el televisor y tiene dos, ni sé cómo se llaman, aparato para manejarlo, llamamos al enano sabio que sabe todo.

Y nosotros hablando de la era digital, ellos tendrían que hablar de la era digital, ellos, ellos.

Quiero contarles que esto que parece que no tienen poder, que no tienen poder, le hicieron entender al viejo rey de España, un querido rey por lo menos, en todos los países les explico por qué, cuando hacemos las reuniones iberoamericanas y entra a la sala, o entraba a la sala Juan Carlos, el viejo rey de España, el aplaudo era el mayor, lo queríamos a ese rey.

Y ese rey no entendía que no se puede matar más animales en la selva, no lo entendía, y de pronto tuvo que entenderlo, porque ellos que no tienen poder se lo hicieron entender.

Pidió disculpas de mil maneras, y perdió el 40 por ciento de su imagen positiva.

Y en mi caso, les cuento mi caso, me gustaba pescartiburones, llegué a pescar nueve tiburones de largo como de acá a acá. Yo estaba orgulloso.

Ve los nietos míos, y yo esa foto la tenía para, y además importante, se me acercó y me dice: “abuelito ¿por qué lo mataste?”. Pum, un golpe.

Nunca más, nunca más voy a pescar un tiburón, porque tiene razón mi nieto, ¿por qué lo pescaba? ¿Sabe por qué? Eso viene del fondo de la historia, cuando los hombres éramos cazadores y pescadores, cazadores y pescadores.

Y viene de ahí, seguimos matando, y ya no somos los que hacíamos para traer comida a la mesa; la comida a la mesa está en la esquina, en el mercadito, y nosotros todavía seguimos en eso.

Pero más allá de eso, quiero contarles, porque no soy un especialista, pero yo me he preparado mucho de los años 60, tengo edad para ser de esa época, con el tema de la prospectiva, el estudio sistémico del futuro.

¿Qué pasará ahora? Hay algunos autores muy leídos, muy leídos, que creen que los nuevos son tan sonsos, tan estúpidos, que se van a dejar manejar por las máquinas. ¿De dónde sacan esas ideas?

Los chicos están gritando y nos los escuchamos. ¿Saben qué dicen? No maten animales, no maten hormigas, cuiden la naturaleza.

Es decir, nos están diciendo: “dejen de ir a espacio interestelar a gastar plata, a ver dónde van a vivir la humanidad, queremos vivir acá, queremos vivir en el planeta éste”. Eso es lo que nos están diciendo, pero nosotros lo podemos escuchar, porque como creemos que sabemos más que ellos, ni sabemos lo que dicen.

Por eso, y acá paso a otro tema vinculado, en Europa los jóvenes pueden participar, y en Latinoamérica no pueden participar.

Te habrás vuelto loco Eduardo, ¿cómo que no pueden? No, no sé si lo dije, como estoy medio mareado capaz y yo dije esto. No lo dejamos participar.

Participar significa afiliación digital, partido digital, todo lo que es de ellos. El formato nuestro no es para ellos, ya lo dije y lo voy a repetir, no es para ellos, no es para ellos.

Otra cosa ya cambiando de tema, ah, no, iba a hablar de los mutantes, dije hablar de los mutantes.

Hace unos cuantos años hubo un italiano, que tengo anotado su nombre, Baricco, empezó a hablar de los mutantes, ¿qué son los votantes?

Si bien todos nosotros de aquí somos sapiens, hay algunos, y eso pasó siempre, que están mutando de sapiens hacia algo nuevo. Son los más pequeños, ya no van a ser sapiens.

En la etapa evolutiva de siglos aparece un nuevo hombre, un nuevo homínido que son los digitales, entonces cuando hablamos del futuro, el futuro de ellos, el futuro no existe, pero es de ellos, no existe porque es una creación colectiva, lo que hagamos biennosotros o malo hoy repercutirá para ellos, y nuestra obligación es desglosarle el camino que ellos van a transitar.

Terminado este tema, decirme la hora.

Voy a hablar de las redes humanas. Mucho se habla de las redes sociales y yo he escuchado ayer, estaba en cama, no, no estuve, pero estuve viendo y bueno son expositores brillantes sobre el tema, pero yo quiero hablar de las redes humanas, y quiero hablar de la revolución de las mujeres en vinculación con las redes humanas.

Hemos descubierto casualmente que, convocadas a temas humanísticos, a liderazgos compasivos, las mujeres, aun las más humildes cuando son convocadas honorariamente, es decir, son convocadas sin necesidad de cobrar un peso, aunque sean pobres, es increíble lo que estas redes humanas pueden hacer.

Ustedes saben, yo siempre hablo de liderazgos compasivos, hay un intendente, cualquier intendente, cualquier gobernador, ¿qué debe hacer ese señor?, porque tiene un presupuesto y resulta que empieza a advertir que cuando hace frío los chicos mueren, ¿de qué? Bueno, de temas vinculados con los pulmones, broncopatías le dicen, y cuando hacen calor mueren de diarrea estivales.

Yo me pregunto qué debería hacer un intendente con su presupuesto, si pasa eso, es muy claro lo que tiene que hacer, lo mismo que en su casa, igual que en su casa, el presupuesto se gasta primero para salvar vidas humanas, porque es mentira que muere de diarrea estival o de broncopatía, mueren porque su organismo no está suficientemente preparado desde que son chicos, y son las mujeres las que convocadas, y lo hemos hecho por cantidades, miles y miles en Argentina, convocadas a trabajar todos los días para llevarle medio litro de leche y un huevo a cada chico de 0 a 6 años y es emocionante.

Les quiero avisar, les quiero decirles porque en mi país, yo insisto también, se hizo en un solo lugar eso, pero es impresionante, hay que darles esa actividad a las mujeres, a las mujeres, a las mujeres. Los hombres son los que hablan de temas sociales, las mujeres son las que ponen el pecho, las que defienden, son madres sociales, entonces yo quiero hablar claro de ese tema, de las mujeres, que acá hay bastantes, bastantes mujeres, pero siempre en menor número que los varones, realmente.

Y después también, vinculado con eso está el tema de la deshumanización, por más redes digitales que tengamos hay un proceso que comenzó a darse en las últimas décadas del siglo pasado.

El equilibrio entre lo material y espiritual era un hecho, era más o menos equilibrado, lo material y lo espiritual, pero de pronto hubo una disrupción, saltó lo material, pasó a tener dios el dinero, los valores nuestros, los valores de las generaciones anteriores, que eran humanísticos, fueron mutados, fueron cambiados, fueron cambiados por los valores del mercado, fueron cambiados por los valores del mercado, y un capitalismo deshumanizado y sobre todo usurero se instaló a nivel internacional, y los pueblos sufren y los pueblos sufren, y tenemos que organizarnos más ya de las redes sociales, debemos tener la capacidad, la inteligencia, la fuerza para imponerles a todos los que gobiernan, las ideas que hicieron fuerte a nuestros pueblos.

¿Es cierto lo que quise decir? Claro que es cierto, claro que estamos mejor, claro que por primera vez en estas décadas toda Latinoamérica tiene gobiernos elegidos por el pueblo, eso es indiscutible, eso es indiscutible, pero la gente quiere más, la gente necesita más, y necesita liderazgo compasivo. Vuelvo a insistir, necesitamos liderazgos compasivos.

Y lo otro que tiene que ver con esto, con los liderazgos compasivos y con las mujeres como antes lo he explicitado, requiere que, en reuniones como éstas, la palabra, el tema espiritual tenga también el lugar que, no generalmente tiene cuando discutimos los políticos. El tema espiritual, la espiritualidad.

Quiero, voy a buscar otro tema que tenía escrito acá, vamos a ver de estas nueve páginas. Les hablamos a los jóvenes con formatos antiguos. Después la gobernanza moderna, tenemos de entender que la gobernanza moderna es 10 por ciento del pasado, 40 por ciento del presente y 50 del futuro.

Nosotros los políticos nos sentimos en una zona de confort, ¿saben cuándo? Cuando no hablamos del futuro, estamos más cómodos para hablar del pasado. En mi país al pobre Colón que ni sabía dónde había llegado, ya le sacaron un gran monumento que tenía al lado de la casa de gobierno y lo llevaron no sé a dónde, es más cómodo, más fácil.

Nos sentimos comodísimos criticando al pasado, poniéndonos de un lado o de otro, pero la política moderna es otra cosa, lo que vienen somos incapaces, aún los expertos, en estudio de futuro de saber lo que viene.

Cuando empezamos en los 60, saber la evolución de los futuribles o futuros posibles era fácil, porque la evolución era lenta y era fácil predecir, ahora es muy difícil, créanme que es muy difícil, y tenemos que elegir por lo menos entre aquellos que creen como antes dije, que los jóvenes son tan tontos, son tan estúpidos que va a ser la primera nueva especie, ya no como antes dije sapiens, sino pongámosle digitales, que van a ser menos inteligentes que nosotros, ¿de dónde sacan eso?

Van a contrariar toda la teoría evolutiva, siempre los nuevos fueron más inteligentes que los otros en la evolución, y estos también son más inteligentes. Créanme que son más inteligentes.

En lo que uno estudiando grupalmente, porque la prospectiva no es un estudio individual, el estudio del futuro no es un estudio individual, a veces discutimos quien como yo tiene la convicción que el futuro va a ser mejor, como los que como yo creen que los que no matan hormigas no va a matar hombres, como yo creo que se terminan las guerras, pero como creo eso, quizás mi pensamiento y mi estudio está influenciado por mi idea.

Es por esa razón que los estudios prospectivos no son individuales, sino que se hace un grupo donde se van compensando lo que cada uno de nosotros piensa, entonces es más fácil entender el futuro que nos espera.

Yo quiero, voy a buscar otro tema de los que tenía anotados.

Si es amable de concluir me dice nuestro amigo. Y bueno, concluyo.

Gracias.

Deja un comentario