La Desocupación Golpea Duro al Conurbano

El 27,7% de los habitantes del conurbano bonaerense tiene un empleo precario, el 24,3% un subempleo inestable y el 9,9% está directamente desocupado. Es decir que un 61.9% de los habitantes económicamente activos de la zona más densamente poblada de la provincia de Buenos Aires sufre algún tipo de precariedad laboral, contra un 38,1% que tiene un empleo en blanco.

Estas son algunas de las conclusiones de un trabajo realizado en forma conjunta por la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires y el Observatorio de la Deuda Social (ODSA) de la Universidad Católica Argentina (UCA)

El informe está basado en datos generados por la Encuesta de la Deuda Social Argentina – Agenda para la Equidad (2017-2025), con registros relevados en el tercer trimestre de 2017.

Según el estudio, de los 16 millones de habitantes que viven en el conurbano bonaerense, sólo 7,4 millones son económicamente activos. De esta última cifra, y teniendo presente los porcentajes del informe, surge que unas 700 mil personas están literalmente sin empleo.

Los números también demuestran que para las mujeres del conurbano la situación es más complicada que para los varones. Mientras el porcentaje de estos últimos con trabajo llega al 43,2%, sólo el 30,4% de las mujeres acceden a un empleo pleno.

Ahora, si hablamos del empleo precario las cifras se revierten ya que las mujeres en esta situación llegan al 30,3% y los varones sólo alcanzan el 26%.

Así, el 62,5% de las mujeres ocupadas no cuenta con aportes, en tanto que el número de varones llega al 50,8%.
Los porcentajes no sólo preocupan en sí mismos por lo que significan en términos de cobertura de las necesidades mínimas de las familias, sino porque además implican que los afectados y quienes de ellos dependen están fuera del sistema de seguridad social, de la medicina prepaga y de las prestaciones de los gremios, lo cual, tomando en cuenta el catastrófico estado de la Salud Pública Provincial, termina de dibujar un panorama por demás alarmante.

El trabajo realizado por la UCA, también destaca la alta rotación entre periodos de empleo y desocupación que padece la gente y que aún es un grave problema por resolver. Así surge que, entre la población económicamente activa, 1 de cada 4 personas entrevistadas reconoció haber experimentado al menos una situación de desempleo durante el último año.

Para finalizar, otros datos que arroja la encuesta realizada en el último trimestre del 2017 indican la baja afiliación sindical existente, ya que el 68% de los trabajadores estables no forma parte de algún sindicato.

Si estas cifras reflejan con fidelidad el estado de la cuestión laboral en el conurbano bonaerense -y nada hace pensar que no sea así, tomando en cuenta el prestigio de las instituciones que las avalan- no parece lejano un horizonte de creciente conflictividad social de consecuencias impredecibles y una nueva vuelta de tuerca sobre la ya histórica decadencia de la provincia más poblada del país.

Por Alfredo Atanasof
Ex jefe de gabinete de ministros del Gobierno Nacional

Dejá un comentario