Ojalá que me equivoque…

Estoy pasando unos días en Brasil con la familia. Como siempre que viajo, trato de hablar con la gente de la calle. El taxista, la mesera, la vendedora. Me sorprendió el clima enrarecido que percibí apenas salimos del aeropuerto.

Nota Completa

 

 

Dejá un comentario